La Torre Tavira: el vigía que todo lo ve desde el cielo de Cádiz

Por | 9 diciembre, 2016 | 0 comentarios

torre-tavira-cadiz-patagonia

Vistas de Cádiz desde la Torre Tavira. Hasta llegar a la parte más alta hay que subir 173 escalones. Foto de Gonzalo Iza. Algunos derechos reservados.

La famosa Torre Tavira de Cádiz, ubicada en el centro mismo del casco antiguo de la ciudad, forma parte de la Casa Palacio de los Marqueses de Recaño, erigido en la primera mitad del siglo XVIII. Esta espléndida torre barroca es la mejor representación del conjunto de casi 130 torres miradores que permanecen en pie en Cádiz, como recuerdo del periodo de prosperidad que vivió la ciudad en aquella época, en las que los enriquecidos comerciantes casi rivalizaban con todos los demás por contar con la construcción más hermosa.

Esta torre tan emblemática para Cádiz, con su forma rectangular y tres pisos de altura, es además la más alta de todas, el techo del centro histórico de la ciudad, con sus 45 metros de altura sobre el nivel del mar. Alberga, además, uno de los mayores atractivos turísticos de Cádiz, como es la Cámara Oscura, pionera en toda España cuando se inauguró en 1994. Muestra, gracias a un sistema de lentes y espejos con bastantes similitudes al que caracteriza a los periscopios de los submarinos, una imagen de 360 grados en una pantalla blanca circular, reflejo de todo lo que sucede en la ciudad a tiempo real y con pleno movimiento, como si nos encontráramos tan cerca que tuviéramos al alcance de la mano ese escenario.

Pero, esta función de vigía y testigo de todo lo que sucede en Cádiz y más allá incluso de su bahía, no es nada nueva para la Torre Tavira, porque hace ya casi dos siglos y medio que se estrenó en estas labores. Después de haber recurrido a otros lugares como puesto de vigilancia del puerto de Cádiz, en el año 1778 se decidió convertirla en la torre de observación oficial y su primer vigía, el teniente de fragata Antonio Tavira, fue quien tuvo el honor de darle un nombre que pasaría a la posteridad.

torre-tavira-cadiz-patagonia-2

La elección definitiva de esta torre, el punto más alto de toda la ciudad, no era nada casual, porque el vigía, con su catalejo, que aún se conserva entre los objetos expuestos en las muestras organizadas en el interior del edificio, podía divisar no solo todos los tejados de sus vecinos, sino localidades como Puerto Real, Rota, El Puerto de Santa María o Sancti Petri. Se puede asegurar que, cuando el horizonte se encuentra despejado, se amplía el campo visual más allá de los 100 kilómetros, pudiendo divisarse la costa africana.

Desde esa posición privilegiada, el vigía tomaba nota de todos los navíos que podía reconocer, comunicándose con otros puntos de vigilancia de distintos puntos de la bahía, a través de un sistema de comunicación mediante banderas, que expresaban sus informaciones combinando diferentes colores y distintas posiciones. Además, la propia torre acogía una imprenta en la que se editaba el “Parte Oficial del Vigía”, que recogía a diario todas las informaciones referentes a las entradas y salidas de barcos, así como el carácter de sus mercancías. Una larga historia, en suma, en la que esta torre barroca no ha dejado de vigilar, de una forma o de otra, todo lo que sucede en Cádiz y sus alrededores.

Categorías: blog, Cadiz, Lugares de interés en Cádiz

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*