El Cádiz que se esconde bajo el suelo

Por | 4 julio, 2017 | 0 comentarios

La ciudad de Cádiz encierra en su superficie monumentos, leyendas y lugares que son capaces de atrapar al visitante por su belleza y encanto. Sin embargo, existe otra ciudad escondida debajo de las calles más populares de la localidad, y es que una red de pasadizos se abre paso en el subsuelo de la capital gaditana lista para ser descubierto por los más aventureros.

Catacumbas-cadiz

Las leyendas contabas que había pasadizo subterráneos que unían diversos puntos de la ciudad de Cádiz. 

Algunos lugares que ya se conocían

La historia del Cádiz subterráneo tiene ya una larga tradición para los habitantes de la ciudad.  Espacios bien conocidos son los pasadizos que se abren debajo de las fortificaciones de las Puertas de Tierra, un lugar que ha recibido el nombre popular de Cuevas de Mariamoco. Este lugar, unido a las también populares Cuevas de Hércules, fue trazado durante los siglos XVII y XVIII como refugio ante distintas agresiones venidas del exterior. No obstante, la cultura popular las llenó de una mitología en la que no faltaban bandidos, apariciones, niños perdidos y toda clase de escenas que se contaban a los más pequeños para despertar su fantasía.

Un descubrimiento para disfrutar

Pero al margen de estos espacios que son bien conocidos por todos los que forman parte de Cádiz, había una leyenda popular que hablaba de numerosos pasadizos que unían puntos de la ciudad como la Alameda y la plaza de Mina. Pues bien, esto ha dejado de ser una leyenda para convertirse en una realidad llena de magia.

El estudio de la situación ha demostrado que el subsuelo de Cádiz tiene tanta historia como su superficie. Se calculan que existen túneles de origen romano que se extienden unos 6 kilómetros por toda la zona amurallada de Cádiz. Estos pasadizos cuentan con una altura que va de los 1,8 metros a los 3,5, aunque varias zonas han quedado totalmente sepultadas por derrumbes y por el paso del tiempo. Se cree que estos túneles fueron creados para que los nobles de la antigua Gades evitaran transitar las peligrosas calles y accedieran directamente a sitios de reunión como el Teatro Romano de la ciudad sin tener que poner ni un pie en la superficie.

Otros espacios bajo tierra

Otra oportunidad para descubrir la Cádiz que se esconde bajo el asfalto y el pavimento de las calles se ofrece en las conocidas como Catacumbas del Beaterio. El Beaterio fue un edificio que se levantó en la ciudad durante el siglo XVII y que sucumbió al paso del tiempo. Posteriormente fue utilizado para diferentes fines, aunque nunca se eliminó la zona de enterramiento usada por la congregación franciscana que fundó la institución.

Usadas como basurero y sepultadas por el derrumbe del edificio que ocupaba su zona superior en 1947, las catacumbas fueron olvidadas hasta hace muy poco. Su entrada se ubica en la popular calle Valverde, sitio en el que se encuentra una puerta situada en el patio interior de un edificio que permite adentrarse en un mundo totalmente desconocido. Actualmente pueden visitarse e incluso existe la posibilidad de disfrutar de recreaciones históricas en su interior que transportan al visitante a un tiempo en el que la historia de la ciudad de Cádiz se escribía tanto en su superficie como en su subsuelo.

Dejarte llevar por las catacumbas, los pasadizos y los túneles se convertirá en una experiencia que te hará apreciar Cádiz de una forma diferente y muy emocionante. ¿Te atreves? Más información sobre esta actividad en su web: www.catacumbasdelbeaterio.com.

Categorías: blog, Cadiz, info, Lugares de interés en Cádiz

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*